Skip to content Skip to footer

#otramirada: el otro debate de Zaragoza

Organizado por la Librería Cálamo de Zaragoza, y bajo el lema «Otra mirada», los pasados días 24 al 26 de febrero se ha celebrado en Zaragoza el I Encuentro de Librerías y Editoriales Independientes Iberoamericanas.

Aunque contó con varios patrocinios y el apoyo de diversas instituciones públicas y privadas, «Otra mirada» ha sido resultado del titánico esfuerzo de dos personas, Paco Goyanes y Ana Cañellas, de la Librería Cálamo, que con grandes dotes de imaginación y un verdadero don de gentes, han conjugado a la perfección una magnífica eficacia gestora (imprescindible para este tipo de eventos) con altas dosis de cordialidad y buen humor (tan necesario en estos tiempos). Todo ello ha propiciado, casi por arte de magia, que durante tres días el clima del Encuentro haya sido distendido, y que el debate y la conversación hayan fluido, tanto durante las mesas redondas y sesiones plenarias, como durante los ratos de asueto y solaz, en almuerzos y cenas muy concurridos y animados.

Que «Otra mirada» haya contado con la activa participación de dos instituciones de reconocido prestigio, como son la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), la Frankfurter Buchmesse, hacen del evento un acontecimiento de relieve internacional.

Las sesiones han tenido lugar en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, ubicado en la antigua facultad de Medicina, y en concreto en el aula de disección, llamativo lugar para examinar en profundidad el «estado de la cuestión» de la edición y la librería independientes.

Desde un principio, incluso antes de su celebración, el Encuentro de Zaragoza ha captado el interés de la comunidad del libro y la edición tanto en España como en Hispanoamérica, así como de algunos de los principales blogs dedicados al mundo del libro. En ese sentido, de forma temprana, buena cuenta dieron de la singularidad del evento los post de Manuel Gil (Antinomias Libro) y Joaquín Rodríguez (Los futuros del libro).

Los cuatro principales rasgos que hacen especialmente singular este Encuentro son sin lugar a dudas:

  • Encuentro intersectorial: Es un encuentro entre libreros y editores independientes.
  • Encuentro alternativo: Se debe a una iniciativa privada, al margen de Gremios o Federaciones.
  • Encuentro extraterritorial: Lo convoca un librero de Zaragoza.
  • Encuentro internacional: En él participan profesionales del sector de ambas orillas del Atlántico, y ha contado con la colaboración de representantes de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) y la Frankfurter Buchmesse.

De lo que en el Encuentro se ha hablado y debatido ya han dado oportuna crónica blogueros de reputado prestigio como Pablo Odell (Penso[21]), Álvaro Llosa Sanz (El hilo digital), Damià Gallardo (La vida entre llibres, Librería Laie), o Julieta Lionetti (Libros en la nube). En todos sus post cada cual ha aportado elementos para la reflexión y el debate, en un tema, el encuentro «Otra mirada», que, para ser fieles al compromiso e invitación explícita de sus organizadores, debería ocuparnos a unos y otros durante los próximos meses.

El Encuentro se desarrolló sobre la base de una tradicional estructura de mesas redondas, moderadas por un editor o librero, para debatir sobre los distintos temas previamente redactados, según el programa propuesto, por los organizadores. Superando las expectativas iniciales, al Encuentro acudieron 120 profesionales del libro, la librería y la edición (los organizadores lamentaron no poder atender todas las inscripciones que llegaron, que superaron la cifra preestablecida como tope).

Como desde hace unos años suele ocurrir en este tipo de eventos, varios de los participantes en el Encuentro twittearon, bajo el hashtag #otramirada creado a tal efecto, gran parte de lo afirmado y debatido en las distintas mesas redondas, lo que dio lugar a un particular debate online «en paralelo». A lo largo de las distintas sesiones, se informó a los asistentes de la existencia de este «otro» debate, pero en las instalaciones no se contaba con pantallas con conexión a Internet para seguir los comentarios de Twitter, por lo que la mayoría de los 120 asistentes permanecieron ajenos y casi podríamos decir que indiferentes al mismo. También hay que mencionar que el evento se siguió a través de los respectivos muros en Facebook de varios de los asistentes, y que algunos de los comentarios, por ejemplo, los de la librera Esther Madroñero, de la Librería Kirikú y la bruja, fueron muy interesantes.

La participación de más de una treintena de twitteros en el «otro» debate, procedentes de distintas ciudades españolas y de otros países de Hispanoamérica, y la relevancia de sus aportaciones al Encuentro, nos han decidido a editar este pequeño Informe, que pretende aportar un pequeño grano de arena a la reflexión, y que esperamos sea incluido en sus Conclusiones finales por los organizadores y la Comisión Permanente creada tras el Encuentro. Estos twitteros no son personas anónimas, sino profesionales del mundo del libro y la edición (tradicional y electrónica), es decir, editores, libreros, SEO, blogueros, de reconocido prestigio, especializados en el mundo de la cultura y el libro, incluso alguna institución como CEDRO.

Este Informe pretende fundamentalmente dar constancia del debate que ocurrió en Twitter bajo el hashtag #otramirada, y aportar unos datos de interés sobre el mismo. Por otra parte, de lo allí dicho y debatido son responsables única y exclusivamente cada uno de los propios twitteros. Sus aportaciones, de carácter voluntario, son fruto del interés suscitado por el Encuentro, y responden a distinta naturaleza: reproducen alguna idea o palabras de algún ponente o participante, aportan un comentario a lo dicho o apuntado, simplemente retwittean lo escrito por otros, o entablan un pequeño debate entre dos o varios twitteros en línea.

Pero lo escrito y dialogado en el hashtag #otramirada no se reduce a estas intervenciones, de carácter más o menos activo: los más de treinta twitteros aportaron su granito de arena al Encuentro, como se podrá comprobar más adelante, incorporando distintos tipos de materiales: enlaces a post de distintos blogs, enlaces a noticias sobre el Encuentro o temas relacionados con el mismo, enlaces a fotografías, documentos en PDF (como el discurso de Jaume Vallcorba), todo ello en tiempo real, según se estaban celebrando las mesas redondas en Zaragoza.

La creación de un hashtag no es mérito de quien primero lo utiliza, sino del conjunto de twitteros que ayudan a mantenerlo y darle contenido. En ese sentido, el que la mañana del 24 de febrero @Forcola iniciara esta conversación en Twitter no tiene relevancia alguna. Lo interesante es que el hashtag #otramirada logró contar con 34 asiduos twitteros, de distintos países, y que a lo largo de los siguientes días computó 260 tweets (hasta la mañana del 1 de marzo, fecha de elaboración de este Informe).

En el desenvolvimiento del debate en Twitter, y en concreto, en la retransmisión de lo debatido  en las distintas mesas del Encuentro, quiero destacar el impecable trabajo de Damià Gallardo (Librería Laie @laietana), y de Jaume Balmes (Carácter Digital @jaumebalmes), sin cuya desinteresada colaboración esta conversación online no hubiese tenido el éxito conseguido. Mención aparte merecen Julieta Lionetti (Libros en la nube @JulietaLionetti), Pablo Odell (Pensódromo[21] @Penso[21]) y Jorge Portland (@alfaqueque), que siguieron incansablemente el evento y participaron activamente en su divulgación.

Por el interés de lo aportado, debatido y reflexionado en el hashtag #otramirada, hemos creído relevante compartir con ustedes este Informe. Esperamos que sea de utilidad para todos, y que facilite nuevos temas para el debate.

Nuestra recomendación: para futuros encuentros de estas características, consideramos de sumo interés que se habiliten pantallas conectadas a Internet donde los asistentes offline puedan seguir el debate online, y para que aquéllos que cuenten con los medios técnicos, puedan participar en el mismo. A su vez, es aconsejable que los propios organizadores del evento creen perfiles o páginas en Facebook para centralizar la información sobre el Encuentro, y que comuniquen con antelación a los asistentes y posibles seguidores el hasthag oficial desde el que seguir los debates y ponencias.

Las redes sociales son una herramienta más de comunicación online, una realidad virtual que permite la divulgación y amplificación del impacto mediático de encuentros intersectoriales del libro y la edición como el celebrado estos días en Zaragoza. Precisamente, son garantía de una mayor visibilidad online de las actividades de librerías y editoriales independientes, tan necesitadas de lograr «fidelizar» nuevas audiencias. Además, el uso de las redes sociales como canal complementario de comunicación para este tipo de eventos garantiza la transparencia de los mensajes y consignas, y equilibra la posible manipulación, distorsión o filtro de la información de otros medios, como ha ocurrido en esta ocasión.

Gracias a la colaboración desinteresada y al buen hacer de esta treintena de twitteros en #otramirada, el I Encuentro de Librerías y Editoriales Independientes Iberoamericanas ha logrado aumentar su impacto en la sociedad.

Para descargar el Informe Twitter #otramirada pincha aquí.

Leave a comment

0/5