Skip to content Skip to footer

La primavera del texto digital

Toda nueva primavera, como la que hoy comienza, tiene algo de renacimiento, nos invita a abrir puertas y ventanas para renovar espíritu e inteligencia, dejando atrás los cuarteles de invierno y para aventurarse en una nueva estación por conquistar. El libro de José Manuel Lucía Megías, que lleva ya semanas en las librerías, ha anticipado en mucho esta primavera de la cultura que, como buen optimista, el autor depara a las Humanidades gracias a la llegada de Internet. De la mano de su Elogio al texto digital, que tiene mucho de breve tratado renacentista, a la manera del ensayo de Erasmo de Rotterdam, el tratado de Lucía Megías es un verdadero «quitamiedos» respecto al mundo digital. Al igual que el Elogio de la locura, considerada una de las obras más influyentes de la literatura occidental, Elogio del texto digital examina con humor las supersticiones respecto al texto digital, y de forma amable y muy pedagógica, nos adentra en las claves de interpretación de este renacimiento 2.0 para las Humanidades.

Tuvimos ocasión de presentar el libro en Madrid en dos lugares bien distintos. El pasado día 7 de marzo, en la Librería Rafael Alberti, de Madrid, modelo de librería independiente y de militancia por el libro. Lola Larumbe, maestra artesana del oficio de librerías, abrió su «cueva» para acoger la presentación de Elogio del texto digital, donde los asistentes tuvimos el privilegio y goce estético de disfrutar de un marco ideal: las paredes de la cueva están vestidas de muchos ejemplares de la colección de Bolsillo de Alianza Editorial, diseñada por Daniel Gil.

Milagros del Corral, bibliotecaria de corazón y de oficio, hizo las veces de madrina del libro, y alabó en el ensayo de José Manuel Lucía Megías la claridad de exposición, el rigor histórico y la atrevida apuesta por las nuevas tecnologías aplicadas a las humanidades y en concreto al mundo del libro y de las bibliotecas digitales. Mucha vida depara Milagros del Corral al texto digital, y también al libro en papel, ambos formatos dignos de convivir plácidamente, a pesar de los discursos apocalípticos de muchos.

 

La segunda ocasión de presentar el libro fue el pasado 13 de marzo, en la sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés, en la calle Serrano 52. Siempre es un placer compartir charla sobre libros en Ámbito Cultural. Nos acompañaban esta vez, Margarita Sañudo, que hizo las veces de anfitriona, y Javier Celaya, generoso con su tiempo y sus palabras, «globetrotter» de la lectura y el texto digital, de la comunicación 2.0 y de la animación a la lectura en el entorno digital, además de siempre lúcido oteador del horizonte digital en el mundo del libro.

Javier Celaya se refirió al Elogio del texto digital como ese verdadero «quitamiedos» respecto al mundo y la cultura digital. Si hay algo que agradece de estos tiempos, al igual de aquéllos que vivieron la Revolución francesa o la Revolución industrial, es que han traído la Revolución tecnológica, que nos permite asistir a una rápida transformación de la cultura, del conocimiento y de sus diversas formas de transmisión. Leer y compartir conocimiento nunca han sido tan fascinantes como en estos tiempos de innovación tecnológica, tan fascinantes como los que representó Gutenberg y su ejército de soldados de plomo en su época.

Según Celaya, que junto con el resto de miembros de la mesa, defendió al lector en soporte digital como un «lector de primera categoría», la virtud del libro de José Manuel Lucía Megías es que se atreve a preguntar, que imagina el futuro digital para las humanidades, y sin miedo ni prejuicios. Un futuro que, al otear las claves de esta nueva revolución tecnológica, dibuja abierto, con múltiples y asombrosas posibilidades a explorar y contrastar.

Celaya, que se reconoce entusiasta de esta época digital, admite que aún estamos en sus comienzos, en esta primavera digital donde cada nuevo artefacto no deja de ser prototipo, quizá, un incunable digital, que habrá que conservar en breve como una reliquia del pasado.

 Una nueva época para la oralidad, en palabras de Lucía Megías, que frente al conservadurismo de la universidad, va a suponer, frente a los discursos bárbaros de algunos locos, la reinvención de los mediadores y la asunción de nuevos roles en la vanguardia digital.

 

En esta nueva era del texto digital, se adivina una nueva primavera para la cultura.

Leave a comment

0/5