Skip to content Skip to footer

Crónica de la presentación de Huérfanos de Sofía en Barcelona

Presentación del libro Huérfanos de SofíaLa Llibreria La Central del Raval nos acogió con todo cariño, como en otras ocasiones, para presentar el libro Huérfanos de Sofía. Elogio y defensa de la enseñanza de la Filosofía, una obra colectiva que aglutina las voces y reflexiones de catorce filósofos españoles de distintas edades y escuelas, dedicados a la docencia y enseñanza de la filosofía, tanto en educación secundaria como en la Universidad.

Para nuestra sorpresa, la convocatoria fue todo un éxito de público. En la mesa redonda nos acompañaron Álex Mumbrú MoraAna Lacalle Fernandez, Josep Maria Bech, Manoel Muxico, Francesc Perenya, Begoña Román Maestre, Salas H Sanchez Bennasar y Ramón Sánchez Román. Una mesa redonda en torno al futuro de la enseñanza de la filosofía, y a su razón de ser. Fue un verdadero placer escuchar a estos filósofos en activo, que procedentes de distintas generaciones y corrientes filosóficas, se muestran unidos haciendo frente común en defensa de la filosofía para todos.

Huérfanos de SofíaEfectivamente, una de las reflexiones que motivó más unanimidad fue la necesidad de que la filosofía sea enseñada, de forma obligatoria, a todos los estudiantes de secundaria, independientemente de cuál sea su posterior especialización universitaria. Es más, algunas opiniones subrayaron la necesidad de trabajar en la línea de que los estudios de filosofía sean incorporados ya en la educación primaria, a modo del modelo del método Lipman de filosofía para niños.

La Filosofía y su enseñanza, al igual que los estudios de humanidades y la cultura en general, han sido sistemáticamente despreciados o ninguneados por los últimos gobiernos, nacionales y autonómicos, de una y otra corriente ideológica, en los últimos años en España. Gran parte de esto es culpa de los propios políticos, cierto, que quieren o bien mercantilizar la educación o bien utilizarla como arma ideológica.

Ahora bien, también es cierto que desde la propia comunidad filosofía quizá no se haya trabajado lo suficiente para dotar de un campo de trabajo propio a la Filosofía española. Los condicionamientos sociológicos, en ese sentido, son determinantes. El papel que el filósofo juega hoy en los medios de comunicación y en la sociedad en general, como referente cultural y sociológico, también fue un tema de los debatidos esa tarde.

Huérfanos de SofíaLa Filosofía, apuntaron varias voces en el coloquio, sigue siendo un instrumento, una mirada crítica fundamental para hacer frente a la realidad y para conocer el mundo en el que vivimos. Esa mirada crítica es la que va a permitir a cada ciudadano formar parte activa de la sociedad en la que vive, y desde el ejercicio de sus libertades individuales. Cercenar esa mirada es dar los pasos para mermar esa libertad, y en definitiva, para impedir que vivamos en democracia.

Ahora bien, una cosa es educar esa mirada crítica, ayudar a formar (educar) el espíritu crítico de nuestros alumnos, y otra diseñar y vertebrar la carga docente de las asignaturas de filosofía en los planes de estudio de las enseñanzas medias y universidad. Reducir la Filosofía a una simple historia de las ideas o de los pensadores, como apuntó algún miembro de la mesa, sería subvertir la razón misma de la Filosofía.

Huérfanos de Sofía

Y es que hay dos grandes corrientes, la continental y la analítica, que pugnan aún hoy en día por cómo afrontar el estudio de la propia Filosofía. Parece que la Filosofía continental, muy anclada en la tradición y la historia de las ideas, no ha sabido crear el dinamismo que le permita sobrellevar con éxito los envites de las reformas educativas. Parece también que la Filosofía analítica, en cambio, ha sabido adaptarse bien a los cambios sociales, políticos y tecnológicos de la sociedad actual, y a los retos que se nos plantean. Siendo esto cierto, no lo es menos que tanto una corriente como otra, por separado, darían un mapa truncado o sesgado de la propia Filosofía: el joven que hoy aprende a pensar por sus propios medios no debe olvidar, como nuestros clásicos que nos precedieron, que pensamos a hombros de gigantes. No por haberlo pensado Platón antes lo que hoy pienso tiene menos valor, pero muy posiblemente hoy pienso lo que pienso porque ya hubo un Platón que pensó esto en su momento.

Huérfanos de Sofía

Un público paciente y entregado nos acompañó en esta velada de reflexión, que estuvo enriquecida por la pluralidad de opiniones, por la diversidad de reflexiones, por el diálogo entre generaciones, y por la militancia y el compromiso por las humanidades, la cultura y la Filosofía.

Leave a comment

0/5