Skip to content Skip to footer

Fórcola, una editorial para el lector curioso

Entrevista a Javier Jiménez, editor de FórcolaJavier Fórcola

Por Charo Ruano (Salamanca al día RTV)

Por Charo Ruano

-“Un libro se publica si es bueno; no se publica si no lo es, y toda consideración comercial ha de plantearse rigurosamente al margen.” Es una frase de Giulio Einaudi. Y nos gusta empezar con ella ¿Qué opina?

Es más que una frase, es una petición de principios que implica una verdadera filosofía sobre el oficio de editor. Según esta filosofía, «editar» no es lo mismo o simplemente que «publicar», y la pregunta que el editor se debe hacer ante cada nuevo proyecto no es «¿cómo?» o «¿cuánto?», sino «¿por qué?». Las razones por las que un editor publica lo que publica, según Einaudi, no deben estar predeterminadas por un condicionante económico o comercial. A eso Einaudi lo llamó «edición-sí». A lo largo de mi carrera en el mundo del libro, he conocido editores que valoraban los libros por el número de ejemplares vendidos, independientemente de su calidad. A eso Einaudi lo denominó «edición-no», filosofía para la que el libro es un mero producto en el mercado. Me considero seguidor de la filosofía de Einaudi, la «edición-sí», que intento aplicar cada día en Fórcola. Un libro es un bien cultural, no un simple producto de mercado. No me interesan los productos de mercado y su potencial comercial; me interesan los buenos libros.

-¿En verano se hacen cosas distintas?

En nuestra sociedad hipermoderna, donde reina el hiperconsumo (como dice Gilles Lipovetsky), el verano o las vacaciones estivales son un campo minado de tópicos que hace las delicias de los creativos del marketing. «Verano» es una etiqueta más, un hashtag en redes sociales para promocionar nuevos productos, incluidos los libros, y cada medio publica su propia «lista de lecturas recomendadas para este verano». El verano es una pura invención, un hechizo más para alentar el consumo. En mis vacaciones, sí, dejo de hacer ciertas cosas, como atender permanentemente el correo electrónico de la editorial, y procuro dedicar más tiempo a otras, como a la lectura por placer, y no sólo a la estrictamente relacionada con mi actividad como editor. Aunque… todas las lecturas están relacionadas unas con otras. Un editor no deja de leer, aunque sea verano.

– Leer más…

Leave a comment

0/5